Porqué estamos aquí...

Aunque no queramos aceptarlo, el fin de la vida es un paso inevitable...

Antes o después, cercano o no, la partida de nuestros afectos nos sumerge en un punto de angustia muy difícil de superar.

Este espacio fue creado por un grupo de supervivientes a la pérdida, que desean compartir sus vivencias y, porque no, ofrecer su experiencia para que aquellos que no encuentran paz y tranquilidad al estar sumidos en la angustia, puedan ver una luz de esperanza a su sufrimiento.

Gracias Padre Hilmar Zanello por sus maravillosas enseñanzas, su incondicional apoyo espiritual y por enseñarnos que transitar por el camino del dolor, con profunda fe, nos da las fuerzas suficientes para sentir la presencia de Dios que nos acompaña, nos sostiene e ilumina nuestro camino con la esperanza puesta en la Resurrección. Nuestro eterno agradecimiento. Equipo Pastoral.

Música

martes, 17 de mayo de 2011

Con una Fe más profunda

Los cristianos con una Fe más profunda descubren en el sufrimiento que no están solos... que están aprendiendo a encontrar respuestas a tantas preguntas y sobre todo para interrogarse donde está Dios cuando uno sufre.
Desde la Fe creemos que Dios está presente con nosotros acompañándonos, porque también sufrió... lloró... y padeció de la muerte como nosotros.
Por eso es que Jesús, el hijo de Dios, no vino a suprimir el dolor, sino a asumirlo y darle un sentido y sobre todo a darnos su fuerza y consolación para sus discípulos que creen en Él.
Qué fuerzas nos dan sus palabras cuando recordamos lo que Él nos dijo hace tiempo:
" Yo estoy con ustedes todos los días hasta el fin del mundo" (Mateo 28,20).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja tu comentario, experiencia, testimonio