Porqué estamos aquí...

Aunque no queramos aceptarlo, el fin de la vida es un paso inevitable...

Antes o después, cercano o no, la partida de nuestros afectos nos sumerge en un punto de angustia muy difícil de superar.

Este espacio fue creado por un grupo de supervivientes a la pérdida, que desean compartir sus vivencias y, porque no, ofrecer su experiencia para que aquellos que no encuentran paz y tranquilidad al estar sumidos en la angustia, puedan ver una luz de esperanza a su sufrimiento.

Gracias Padre Hilmar Zanello por sus maravillosas enseñanzas, su incondicional apoyo espiritual y por enseñarnos que transitar por el camino del dolor, con profunda fe, nos da las fuerzas suficientes para sentir la presencia de Dios que nos acompaña, nos sostiene e ilumina nuestro camino con la esperanza puesta en la Resurrección. Nuestro eterno agradecimiento. Equipo Pastoral.

Música

lunes, 6 de diciembre de 2010

FASES DEL DUELO

  • Aturdimiento inicial: El sufrimiento puede dejar a la persona anestesiada, perturbada, muda, incluso privada de autonomía de pensamiento, palabra y acción.
  • Lamentación: Surgen las primeras expresiones inarticuladas y las exclamaciones, abundan los gestos, viene la queja: "¡No lo puedo creer!".
  • Negación: "¡ No, no es cierto!".
  • Rechazo: "¡No, no lo acepto!".
  • Miedo y ansiedad: "¡ Y si me sucediera...!".
  • Culpa: "¡ Si yo no hubiese...!".
  • Bronca: "¿ Por qué a mí?". "¿Por qué se lo hicieron, Dios?".
  • Tristeza profunda y desmotivación:"¿ Qué sentido tiene ya...?".
  • Resignación: "¡Me tocó a mí. Es la fatalidad!".
  • Reencuentro con Dios: "¡Siempre estuvo a mi lado!"
  • Recobrando la serenidad interior:"¡Después de tanto sufrimiento, estoy recobrando la paz!".
  • Aceptación:"¡ Hay que volver a vivir!".
El duelo exige un gran dinamismo interno de sanación. No es lo que el sufrimiento hace conmigo, sino lo que yo hago con mi sufrimiento.
El duelo no se improvisa, ni se hace de la noche a la mañana.

                        " Cuida tu mente y tu corazón.
                        Si están en sufrimiento, sánalos.
                        De ellos, brotan las fuentes de la vida"     
                                                                                                                                    Pdre. Mateo Bautista




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja tu comentario, experiencia, testimonio